TRIBUNAL DE CUENTAS MUNICIPAL

Santa Fe de la Vera Cruz
 

Norma de Funcionamiento

Norma de Creación

Autoridades

Reseña Histórica

Misión y Funciones

Estructura

Memoria Anual

Resoluciones

Temas de Interés

Temas Específicos

Participación

 

CAPACITACIÓN

 

 

“EL CONTROL EXTERNO DE INGRESOS DESDE LA OPTICA MUNICIPAL”

Mgter. Silvia Amalia Chignoli

Mgter. Alfreda María Salusso

C.P.N. María Celia Marchetti

RESUMEN

        Como uno de los efectos más claros de la globalización se puede observar el cambio de rol de los Estados Nacionales ya que disminuyen su relevancia frente a la importancia creciente de las ciudades. La necesidad que tienen los municipios de competir por las inversiones, por la sede de las actividades públicas y privadas para mejorar las condiciones de vida de sus habitantes y el desarrollo de las actividades económicas, hacen que lo local y lo global interactúen en forma dinámica y compleja, lo que da lugar a la idea de pensar globalmente y actuar localmente.

        Los gobiernos locales ocupan un rol central en la sociedad debido a su cercanía a los ciudadanos lo que exige nuevas formas de gestión municipal más eficaces y eficientes que permitan consolidar la democracia, no sólo a través del acto eleccionario por medio del voto sino también en los procesos de deliberación, de implementación y en la evaluación de las gestiones locales[1].

        La diversidad existente en el ámbito local argentino y la conjunción de las diferencias entre los gobiernos locales (autonomía, delimitación de la materia y del territorio, forma de gobierno, categoría, tamaño, etc.) se trasunta en fortalezas y debilidades diferentes en cada uno de ellos, y en una calidad de vida inequitativa entre los vecinos de cada localidad. Esta situación debe constituirse en un objeto de preocupación de modo de diseñar y adoptar soluciones administrativas también diferenciadas que compensen esa situación (Iturburu, 2000) y los Tribunales de Cuentas deben jugar un papel fundamental en este aspecto.

        El objetivo del presente trabajo es describir brevemente el Régimen de Coparticipación de Impuestos a Municipios y Comunas vigente en la Provincia de Santa Fe y el rol protagónico que el Tribunal de Cuentas Municipal de la Ciudad de Santa Fe puede desempeñar como ente de contralor capaz de contribuir a asegurar una adecuada percepción de ingresos por parte del municipio, tanto por coparticipación como por los otros conceptos que constituyen sus recursos.

 

DESARROLLO DEL TEMA

 

Introducción

        El interés en el tema del presente trabajo se viene gestando desde larga data impulsado por la participación permanente de este Tribunal en los Congresos y Jornadas del Secretariado, así como también en los Talleres específicos organizados por el IETEI.

        Ya en el II Taller sobre Control de Ingresos realizado en la ciudad de La Plata durante el mes de mayo de 1996 y publicado en la revista El Control Público Nº 85 del mismo año, se efectuaban recomendaciones con relación al cálculo de los recursos. Entre otras, se advertía respecto a:

        - “insistir en las recomendaciones aprobadas por el XIII Congreso Nacional de Tribunales de Cuentas – Córdoba 1995- respecto de la elaboración y oportunidad del presupuesto”

        - que “los Tribunales de Cuentas deben evaluar el cálculo de recursos en oportunidad del estudio de la Cuenta General del         Ejercicio” y la necesidad de preestablecer una metodología que fundamente su elaboración con el objeto de:

a)- determinar si las condiciones normadas se cumplieron,

b)- controlar la ejecución en función de tales pautas.

Esta recomendación tiende a sugerir a los Tribunales de Cuentas que propongan la elaboración de Normas Legales que contengan con carácter de obligación legal los métodos y pautas para el cálculo de recursos.

 

Accionar del Tribunal de Cuentas en relación con los recursos de la Municipalidad de Santa Fe

        La Ordenanza Nº 9124 de creación del Tribunal de Cuentas le atribuye como jurisdicción y competencia, entre otras, “controlar que el proyecto de presupuesto elaborado por el Departamento Ejecutivo Municipal se ajuste a las normas de contabilidad y de presupuesto de la Municipalidad, vigente a la fecha de su presentación, y en forma previa a su envío al Honorable Concejo Municipal”.

        Esta situación particular posibilita verificar el cálculo de los recursos en la etapa previa, pero sólo para aquellos conceptos en que los parámetros se encuentran  predeterminados por la normativa vigente[2]. El informe es de carácter técnico, y se limita a la verificación del cumplimiento de las normas referidas vigentes en el Municipio. Por lo tanto en esta oportunidad no se emite opinión en cuanto a la naturaleza, conveniencia y destino de los recursos y gastos, a la magnitud de las cifras presupuestadas para los mismos ni a los criterios utilizados para su cálculo, a excepción de los casos en que taxativamente las normas vigentes establezcan las pautas a aplicar.

       Además se analiza si la remisión fue en término de acuerdo con lo dispuesto por la Ordenanza de Contabilidad (que aún rige) y con la suficiente desagregación, también exigida por la Ordenanza Nº 10375 modificatoria de la Ordenanza de Contabilidad entre otros aspectos.

        Los encuentros también plantearon en relación a la ejecución del presupuesto de recursos, la necesidad de una mejora paulatina de la recaudación de los diferentes tributos, insistiéndose en la importancia de implementar acciones coordinadas entre los organismos administradores de recursos y los órganos de control al mismo tiempo que se insistía en que se debía reglamentar la rendición de los ingresos.

        Este Tribunal a partir de su creación en 1992 recibe periódicamente información de la Dirección de Rentas de la Municipalidad de Santa Fe, volcada en el Parte Diario de Recaudación, donde se consignan los ingresos que por todos los conceptos  percibe el municipio desagregado por día, acumulado mensual y anual. Esta información se controla selectivamente con la documentación de respaldo que comprende las boletas de depósitos y transferencias bancarias, cotejándose además con los datos consignados en las ejecuciones presupuestarias al momento de controlar la Cuenta General del Ejercicio.

        Para completar las tareas de control de ingresos, además se implementó gradualmente la realización de auditorías para la         verificación de los distintos conceptos de recursos en virtud de su importancia[3], tales como control sobre los recursos en concepto de Tasa General de Inmuebles, Derecho de Registro e Inspección, Concesiones, Rentas Varias y Apremios Fiscales[4].

        Otra recomendación planteada en los diferentes encuentros era la de incluir el estudio de los ingresos provenientes de la coparticipación federal de impuestos en la cuenta general del ejercicio, sugiriéndose el relevamiento del sistema de control interno a efectos de obtener satisfacción sobre la confiabilidad de las cifras expuestas en los estados contables y la verificación de los ingresos por coparticipación federal a efectos de un cotejo con el distribuido según la liquidación mensual informada por la Comisión Federal de Impuestos y  así poder visualizar también los eventuales desvíos.

        Si bien esta recomendación así expresada refiere a los organismos de control externo para el ámbito provincial, se debe hacer extensivo al ámbito municipal, lo que originó esta inquietud de analizar en profundidad el régimen de coparticipación de impuestos para las Municipalidades y Comunas de la Provincia de Santa Fe a efectos de viabilizar un efectivo control de su aplicación en el marco del control general de los recursos.

        Esta temática fue ratificada en San Juan en el año 2004 en las XVIII Jornadas de Actualización Doctrinaria de Tribunales de Cuentas expresándose en las conclusiones del Tema 2 referido a “El cumplimiento tributario como paso del equilibrio fiscal. Gestión y control de administración tributaria provinciales y municipales. Protagonismo de los Tribunales de Cuentas y Auditorías”, indicándose que “Los Tribunales de Cuentas deben controlar los ingresos públicos con la misma intensidad que se controlan los gastos públicos”, lo que requiere del conocimiento exhaustivo por parte del órgano de contralor de los campos que compone la tributación: Sistema Tributario, Derecho Tributario, y la Administración Tributaria.

 

El Federalismo Fiscal en la República Argentina

        En la actualidad la distribución de fondos entre la Nación y las Provincias se encuentra normada por la ley 25570 que implica un nivel mensual de recursos por jurisdicción fluctuante de acuerdo a la recaudación de impuestos nacionales, rigiendo sin restricciones cuantitativas en cuanto a los niveles transferidos la ley 23548, sus complementarias y modificatorias además de los restantes regímenes de distribución.

        En el Régimen de Coparticipación Federal de Impuestos, previsto originalmente como transitorio (1988), se fijó una distribución primaria en un porcentaje para las provincias y otro para la nación, considerando además un 1% para la creación de un Fondo de Aportes del Tesoro Nacional que continuaría los Fondos legislados en los regímenes anteriores como Fondos de Integración Territorial (FIT) y luego Fondo de Desarrollo Regional (FDR).

        La distribución secundaria entre las provincias se caracteriza por haber dejado de lado todo criterio explícito para el establecimiento de los coeficientes[5], fijándoselos en función de distribuciones efectivas realizadas durante un determinado período en el cual el reparto se efectivizaba, en gran medida, de acuerdo a las necesidades y al poder de negociación de cada una de las distintas jurisdicciones.

        El régimen se ha desvirtuado aún más a partir de una serie de modificaciones que le fueron realizadas y con la puesta en marcha a partir del año 1991 de una serie de regímenes especiales de distribución.

La normativa vigente a nivel nacional no establece mecanismos de igualación (redistribución) basados en el objetivo de posibilitar a todas las provincias realizar una oferta similar de servicios públicos para todos sus habitantes (necesidades fiscales) o en la equiparación de la capacidad fiscal entre provincias para lograr idéntico fin. La denominada “ilusión igualitaria” incorporada en el esquema parece apuntar a la renta interterritorial y no a una provisión de servicios equivalentes (Asensio, 2000).

        Tampoco se utilizan mecanismos explícitos de igualación o redistribución de carácter horizontal los cuales pueden emerger de acuerdos entre provincias o de un consenso entre iguales, para coordinar la ayuda o solidaridad de aquellas con mayor capacidad fiscal respecto de las otras, salvo, los que derivan de forma implícita de la operatoria del sistema o aquellos provenientes de convenio multilateral tales como Ingresos Brutos.

        Según Aquino (2004), al igual que sucede a nivel nacional, para el régimen de coparticipación provincial se hace necesario un nuevo sistema de distribución de recursos, con el fin de lograr mayor equidad entre los estados subnacionales. Asimismo, se debería incrementar la generación de recursos propios en las provincias/municipios para evitar la dependencia con el nivel superior.

        Los salvatajes económicos del gobierno central o provincial, generan en el gobierno subnacional una tendencia a gastar con la esperanza de que los fondos lleguen de la nación/provincia. Esta situación es, posiblemente, entre otras, una de las causales que generaron la invitación a los gobiernos subnacionales al dictado de normas en concordancia con las Leyes Nº 25152 y Nº 25917, relacionadas con el establecimiento de reglas generales de comportamiento fiscal y obligan a una mayor transparencia de la gestión pública[6].

        A nivel nacional, como puede verse en el “laberinto de la coparticipación” existe una gran cantidad de impuestos vigentes, que deberían reducirse a efectos de eliminar la distorsión en los sistemas tributarios y a los fines de lograr la unificación de criterios entre las provincias y la Nación para que no se generen diferencias. En lo que respecta a la provincia de Santa Fe no se da en los gobiernos locales la creación de mayores tasas, al menos de manera generalizada.  

Régimen Municipal en la República Argentina

        En el Art. 5º la Constitución Nacional expresa que cada provincia dictará su propia constitución que asegure su régimen municipal. El Art. 123º agrega, “asegurando la autonomía municipal y reglando su alcance y contenido en el orden institucional, político, administrativo, económico y financiero[7].

        No todas las Constituciones Provinciales reconocen autonomía a los Municipios pero sí distintas categorías entre ellos, calificándolos generalmente en función de su densidad poblacional. También se incluyen otras formas de gobierno local que no llegan a poseer jerarquía municipal (comunas, comisiones de fomento, delegaciones, etc.), lo que origina una gran disparidad entre provincias si se considera la cantidad de gobiernos locales reconocidos.

        En este sentido, resulta importante el papel del Estado Nacional en su rol orientador incidiendo en el establecimiento de condiciones equitativas de desarrollo tanto como el del gobierno provincial evitando el nacimiento de nuevos gobiernos locales inviables y promoviendo la cooperación intermunicipal en aquellos ya constituidos (Iturburu, 2000).

        No basta la simple mención de una función en la constitución provincial para definir lo que un gobierno local debe o puede hacer, sino que se requiere precisar su poder jurídico, directamente relacionado con el grado de autonomía general que establece la provincia para sus municipios y el que reserva para cada categoría de gobierno local.

        La Constitución Nacional en su art. 75 inc. 2 prevé un Organismo Fiscal Federal que tendrá a su cargo el control y fiscalización de la ejecución según lo determine la ley, debiendo asegurar la representación de todas las provincias y la ciudad de Buenos Aires en su composición, pero aún se mantiene en funcionamiento la Comisión Federal de Impuestos, organismo integrado por funcionarios de la Nación, del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y Ministros de Hacienda y Economía Provinciales que tiene a su cargo el estricto cumplimiento del Régimen establecido por las leyes 23548 y 25049, siendo sus funciones específicas:

  • El contralor del Régimen Transitorio de Distribución de Recursos Fiscales entre la Nación y las Provincias.

  • Intervenir con carácter consultivo en la elaboración de todo proyecto de legislación tributaria nacional.

  • Resolver los conflictos que se susciten entre los Impuestos Locales (provinciales y municipales) con los gravámenes nacionales que se coparticipan.  

        En este país los gobiernos locales presentan un conjunto de realidades muy distintas, desde municipalidades con alto nivel económico a otras con condiciones de pobreza y marginalidad casi extremas. La economía de los gobiernos locales es más compleja en la aplicación práctica que en los principios teóricos y las variables políticas agregan otro factor de complejidad, jugando un papel importante, por ejemplo, en la distribución de las transferencias a las municipalidades, en la distribución del gasto provincial entre las municipalidades y en la estructura vertical del sector público subnacional (Porto, 2004).

        También resultan relevantes para las decisiones del gasto de un municipio o comuna, los gastos que realizan las municipalidades vecinas –por el efecto imitación- y el gasto público que decide hacer la provincia en cada municipalidad a través de las relaciones de complementariedad y sustitución entre los bienes.

        A nivel subnacional, es importante el papel del voto en las urnas como mecanismo de control en las municipalidades y comunas. Ese control es más fuerte en los gobiernos locales ya que el votante reconoce el nivel de gobierno responsable de cada política y existe aprendizaje, teniendo en cuenta el impacto de las variables fiscales en su beneficio al momento de votar (Porto, 2004).

        Existe aún un espacio no ocupado en el ámbito de las descentralizaciones posibles, tanto para las distribuciones de segundo nivel (hacia las provincias) como para las de tercer nivel (hacia los municipios), en términos de recursos y de funciones. En el último caso todavía se mantiene un importante margen para trasladar responsabilidades al nivel de los gobiernos locales de manera compatible con la disponibilidad de recursos, sin generar condiciones de competencia tributaria distorsionantes de la federación (Asensio, 2000).  

Poder Tributario de los Municipios Argentinos

        Las provincias no reciben de poder alguno las facultades para el ejercicio de sus atribuciones, su poder impositivo está autolimitado por la Constitución Nacional sancionada por ellas mismas. En cambio, las facultades impositivas municipales además de ser expresas, están limitadas en su ejercicio porque reciben de sus provincias la correspondiente delegación de facultades.

        La actual coyuntura económica y financiera obliga a los Municipios a buscar nuevos hechos económicos para gravarlos, de manera tal de generar recursos para financiar el déficit que soportan las arcas municipales, llegando a veces, a establecer verdaderos impuestos[8], contrariamente a lo establecido en la Constitución Nacional y en los Convenios Interprovinciales suscriptos entre la Nación y las Provincias.

        La aplicación inconsistente de tasas y hasta impuestos que no se encuentran autorizados por la legislación vigente en el país, impone la necesidad de considerar una nueva ley de coparticipación a efectos de clarificar pautas o parámetros sobre los cuales los entes municipales deban sujetar su potestad tributaria.  

Régimen Municipal en la Provincia de Santa Fe

        La Constitución de la Provincia de Santa Fe en su art. 106 determina que “...todo núcleo de población que constituya una comunidad con vida propia gobierna por sí mismo sus intereses locales...” “Las poblaciones que tengan más de diez mil habitantes se organizan como municipios por ley que la Legislatura dicte en cada caso y las que no reúnan tal condición como comunas.” [9]

        Entre las pautas de organización en su art. 107 considera que son organizados por ley sobre la base de un gobierno dotado de facultades propias, sin otras ingerencias sobre su condición o sus actos que las establecidas por la Constitución o la ley; y con las atribuciones necesarias para una eficaz gestión de los intereses locales, a cuyo efecto la ley los proveerá de recursos financieros suficientes.[10] Además establece que estas mismas normas fundamentales rigen para las comunas de acuerdo con su ley orgánica propia.

        Al no haberse determinado en forma concreta cuáles son las facultades municipales respecto a la descentralización de competencias hacia los municipios, éstos  han ido asumiendo en los hechos facultades allí donde la Provincia se ve sobreexigida o no puede dar respuestas a los ciudadanos. Pero estas nuevas funciones municipales obedecen a una sobredemanda que ha superado la capacidad de respuesta provincial y no a una política deliberada, planificada y controlada de descentralización de servicios hacia los municipios, quedando poco claros los verdaderos márgenes de responsabilidad de los diferentes niveles de gobierno, en desmedro del conocimiento de los ciudadanos sobre la autoridad responsable de la provisión de cada servicio.

        Para financiar su gestión las municipalidades cuentan con:

          Recursos Propios: Ley 8173/77 (Código Tributario Municipal Unificado) unifica el régimen tributario municipal previendo Tasas, Derechos y Contribución de Mejoras.

        Recursos de otras jurisdicciones: participación de impuestos garantizada constitucionalmente y transferencias recibidas de los niveles superiores de gobierno. La Provincia coparticipa a los municipios lo que recibe del régimen de coparticipación federal de impuestos (13,4%) y lo que recauda en concepto de Ingresos Brutos (13,4%), Impuesto Inmobiliario (50%) y Patente Única s/Vehículos (90% y Leyes 11.105 -régimen específico para el cobro en mora- y Ley 12.306 que descentraliza la administración del impuesto). Lo proveniente de loterías y casinos no se incluye en la coparticipación general y tiene un régimen de distribución específico en la Provincia.

        En la distribución secundaria, el prorrateador más utilizado es la población y en forma complementaria aportes a la recaudación de recursos coparticipables, distribución en partes iguales y en función de los recursos propios.

Coparticipación de Impuestos en la Provincia de Santa Fe

        La Provincia adhiere “sin limitaciones ni reservas al régimen de la Ley Nacional Nº 23548” mediante Ley Nº 10197/88,  la que en su art. 5° establece que “conforme al art. 9° inciso g) de la Ley 23548, el régimen de coparticipación a los municipios y comunas deberá operar bajo las condiciones de remisión automática y quincenal de los fondos que se distribuyen”.

        La característica fundamental del régimen de distribución de recursos a Municipios y Comunas es que no existe una masa única a distribuir sino que cada tributo tiene su propio prorrateo. Por el procedimiento que se aplica para la transferencia de los fondos, la Coparticipación de Impuestos a Municipios y Comunas puede clasificarse en dos tipos:

        -  Coparticipación No Automática: lo recaudado ingresa al Estado Provincial y posteriormente (por quincena) es transferido a los Municipios y Comunas. Esta categoría engloba a la participación de Impuestos Nacionales que recibe la provincia y al Impuesto Provincial a los Ingresos Brutos.

         - Coparticipación Automática: lo recaudado por el agente financiero de la Provincia (Nuevo Banco de Santa Fe) es distribuido y transferido directamente a los entes correspondientes. Se incluyen en esta categoría el Impuesto Inmobiliario y la Patente Automotor (ambos provinciales).

        Se presenta en APÉNDICE A el Esquema Básico de la distribución de los recursos nacionales y provinciales a los Municipios y Comunas de la Provincia, elaborado por la Dirección General de Programación y Estadística Hacienda del Ministerio de Hacienda de la Provincia [11].

        En APÉNDICE B se detalla el Régimen de Coparticipación de Impuestos en la Provincia de Santa Fe que comprende la distribución primaria y secundaria de los impuestos nacionales y provinciales coparticipables a los municipios y comunas.

        A partir del Ejercicio 2005 se elimina el Decreto Nº 3113, que colocaba un techo a los recursos de coparticipación, decidiéndose el restablecimiento del régimen vigente con anterioridad a dicha normativa.

        Respecto del mismo la Federación de Municipalidades y Comunas[12], ha realizado periódicamente cálculos como parte de su lucha por una distribución más equitativa de la coparticipación, dejando en claro las pérdidas que sufrían las administraciones locales como consecuencia de la aplicación del mencionado decreto.

        Por otra parte, la reforma de la ley de Patente permite a los municipios cobrar el impuesto atrasado y administrar íntegramente la patente que se vaya a emitir, con la facultad que se establezcan algunas modificaciones de alícuotas.

        Otro programa para las administraciones locales es el de fortalecimiento institucional para el que se crea un Fondo Estímulo al Asociativismo Municipal, que permite que dos o más municipios en forma cooperativa puedan trabajar en temas puntuales como el tratamiento de los residuos, centros de salud, la incorporación de tecnología o la provisión de servicios de agua potable y gas natural.[13]

        También se incorporan al Programa de Enlace Catastral a un número importante de municipios y comunas, permitiendo el acceso e intercambio de información gráfica, alfanumérica y normativa en forma sistemática, apuntando a mejorar la capacidad de ordenamiento territorial y de recaudación.

        Otra cuestión que se ha suscitado es relacionada con el endeudamiento en dólares de los municipios y comunas de la provincia, habiéndose refinanciado recientemente las de 99 municipios y comunas, prolongándose sustancialmente los plazos de pagos con importante reducción de la tasa de interés.

        A fines de 2004, a partir de la ley complementaria de presupuesto 2005 se ha puesto fin a las tramitaciones de larga data relacionadas con la compensación de deudas entre el estado provincial y los municipios y comunas de la provincia (Saneamiento de las obligaciones recíprocas entre el Estado Provincial y sus Municipios y Comunas).

        En APÉNDICE C se detalla la información suministrada por el sitio web de la provincia que pretende reflejar las coparticipaciones por tributos nacionales y provinciales a los Municipios y Comunas de la Provincia en el período 1988 a 2004. El análisis muestra detalles analíticos por Municipio o Comuna y por Departamentos, completándose el estudio con un conjunto de gráficos y mapas que muestran evoluciones y estructura de los valores transferidos.

Análisis sobre la Coparticipación Impositiva a la Municipalidad de la Ciudad de Santa Fe

        El análisis realizado en Anexo I para el período 2002-2005, en base a la información suministrada por las ejecuciones presupuestarias, pretende reflejar la evolución de los ingresos por coparticipación de impuestos nacionales y provinciales a la Municipalidad de Santa Fe y su incidencia tanto en relación con los recursos propios como con los recursos consolidados.

        La coparticipación que recibe la ciudad de Santa Fe está ligada a los niveles recaudatorios de la Provincia y de la Nación.  

        Para analizar la situación de cada municipalidad y comuna este concepto deberá ser compatibilizado con los restantes ingresos de los entes locales, provenientes de sus propios recursos corrientes, de los derivados del endeudamiento (uso del crédito) obtenido y los provenientes de sus recursos de capital. Deberán ser confrontados con su esquema erogativo para que a partir de ello se dimensione su real situación económica-financiera.

        Del Anexo mencionado surge que, a excepción del período 2003, en los otros años los recursos provenientes de otras jurisdicciones superan a los propios.

        En el corriente ejercicio, si bien se observa un importante incremento de la coparticipación por impuestos nacionales y provinciales (21%), no se refleja un incremento de la incidencia respecto al Total Consolidado, debido a que, entre otras causas, esta cifra comprende una importante suma en concepto de Transferencias por Subsidios y Préstamos provenientes de Nación y Provincia.

        La coparticipación proveniente de la Nación se incrementó en un 29%, mientras que la de la Provincia aumentó un 9% respecto al año anterior.

        En relación a los ingresos por coparticipación provincial se observa que el mayor ingreso proviene de la Patente Única s/Vehículos.  

        Este estudio permite vislumbrar la evolución de las principales variables de ingresos que es constante preocupación tanto del estamento superior que los participa como de quienes los recepcionan para hacer frente a su cúmulo de necesidades.

        En la provincia de Santa Fe, ante inconvenientes suscitados por aplicación del régimen de coparticipación desde la Federación de Municipios y Comunas de la Provincia se impulsó su rectificación, contando con la colaboración, además, de los legisladores representantes de cada jurisdicción, que formularon el planteo de los reclamos correspondientes, ya que a nivel local no existe un organismo con funciones equiparables a las de la Comisión Federal de Impuestos o del Organismo Fiscal Federal.

 

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES  

        El federalismo fiscal argentino presenta un fuerte desequilibrio vertical producto de una alta concentración de potestades tributarias a nivel federal y una importante descentralización de responsabilidades de gastos. También existe disparidad entre regiones que origina capacidades tributarias distintas que generan un notorio desbalance horizontal, aspectos que deberán ser tenidos en cuenta en oportunidad de establecerse un nuevo régimen de coparticipación federal.

        La descentralización impositiva nación-provincias resultaría una posible alternativa acompañada de un mecanismo de coparticipación impositiva que tenga en cuenta las competencias, servicios y funciones de los distintos niveles de gobierno para definir la distribución primaria y que además, corrija las diferencias relativas entre las jurisdicciones subnacionales a través de criterios objetivos de reparto en la distribución secundaria.

        A partir del conocimiento adquirido a través de la investigación realizada[14], que tuvo por objeto conocer el Sistema de Coparticipación a Municipios y Comunas vigente en la Provincia de Santa Fe, el marco legal que lo rige, la identificación de fuentes de información existentes para su cotejo, es que se pretende reflexionar respecto a la actuación que le compete a los Tribunales de Cuentas Municipales en esta temática ya que de esta manera se completa el rol que deberían desempeñar en relación con el control de los recursos municipales en general.

        El avance en los sistemas de información existentes en los distintos ámbitos que brinda datos actualizados posibilita un seguimiento y control oportunos tanto por parte de la propia administración central como de los organismos de control externo que pueden agudizar sus controles y focalizarlos en diferentes aspectos de la recaudación y/o coparticipación

        En ambos niveles subnacionales es importante que el funcionamiento del sistema federal esté garantizado básicamente por los órganos republicanos, porque el proceso del federalismo no solo se legisla y regula, sino que también debe ejercitarse.

        El establecimiento de reglas generales de comportamiento fiscal que doten de una mayor transparencia a la gestión pública es importante, si bien existen cuestionamientos, para quienes las conciben como normas que vulneran las potestades de los distintos niveles de gobierno en el país[15].

        El sistema de coparticipación provincial a Municipios también debería ser objeto de regulación constitucional, garantizándose:

  • La participación de los Municipios en los impuestos nacionales y provinciales recaudados de sus respectivas jurisdicciones.

  • Analizar la posibilidad de participación de los Municipios en órganos de control y decisión fiscal que pudieren crearse.

  • El fortalecimiento de las autonomías financieras de los Municipios en relación a sus potestades tributarias.

  • La inducción de comportamientos fiscales racionales.

  • La utilización de prorrateadores que capten las políticas públicas de los municipios en materia de inversión y prestación de servicios públicos, tendiendo a la eliminación del prorrateador por partes iguales.

·         Y la determinación de políticas distributivas y anticíclicas que se basen en las necesidades del individuo o la familia y descarten las pautas regionales utilizadas que provocan inequidades.

        De plantearse una nueva alternativa de régimen municipal para la Provincia, la misma debería ser objeto de un pormenorizado estudio, planificación, programación, coordinación, ejecución y control por parte del nivel provincial, pero dando y exigiendo participación, compromiso y colaboración a los gobiernos y a las comunidades locales involucradas.  

Recomendaciones para los Tribunales de Cuentas Municipales:

Del análisis realizado y en base a la experiencia recabada en la gestión de este Tribunal, surgen las siguientes recomendaciones:

        - Siendo la Cuenta General del Ejercicio uno de los elementos más importantes de control, es necesario incluir en su análisis el estudio de los recursos provenientes de la Coparticipación tanto de Impuestos Federales como Provinciales.

        - Se deberá realizar en forma plena un relevamiento del Sistema de Control Interno vigente en la Administración Central, para que a partir de ello se obtenga seguridad respecto a la confiabilidad de las cifras expuestas. En caso de incongruencias, dificultades para el cotejo o dudas se podrá solicitar información a la Contaduría General de la Provincia con relación al Municipio y se deberán realizar comprobaciones adicionales selectivas con documentación de respaldo.

        - Verificar periódicamente lo distribuido por la Provincia según la información suministrada por el Organismo Recaudador Municipal (Dirección de Rentas mediante Parte Diario de Recaudación) a efectos de cotejarlo con la que surge de los registros contables de las áreas pertinentes (Dirección de Finanzas -Dpto. Contable y Dpto. de Administración Presupuestaria).

Esta tarea realizada en forma continua será de sustancial utilidad al momento de analizar la Cuenta General del Ejercicio y a efectos de detectar demoras o desvíos en el envío de los fondos correspondientes.

        - Incluir en el control el análisis de las retenciones practicadas a la coparticipación identificando su origen. Esta información es suministrada quincenalmente por la Provincia y cada municipio tiene acceso a la misma vía Web.

        - Respecto de los recursos propios, es necesario efectuar el análisis para cada concepto en particular de acuerdo a la legislación que los regula. Una de las vías más factibles es realizar auditorías específicas para este fin. No obstante, una vez evaluado el control interno correspondiente, se deben implementar controles de rutina para el seguimiento de cada concepto en base a la información suministrada por el Sistema Contable de la Administración Central.

        - Para el caso de los recursos provenientes de financiamientos especiales, tales como subsidios o préstamos, es sustancial realizar su seguimiento permanente a efectos de garantizar por medio de los controles la magnitud y oportunidad de cada ingreso, su aplicación al fin para el cual fuera otorgado y la rendición correspondiente de acuerdo a la normativa vigente para cada caso.

APÉNDICE A:  

Última actualización 6/06/05 Ministerio de Hacienda y Finanzas Provincia de Santa Fe.

APÉNDICE B

Régimen de Coparticipación de Impuestos en la Provincia de Santa Fe

        Por Ley 10197/88, la Pcia. de Santa, Fe adhiere “sin limitaciones ni reservas al régimen de la Ley Nacional Nro. 23548.  Aquella en su art. 5° establece que   conforme al art. 9° inciso g) de la Ley 23548, el régimen de coparticipación a los municipios y Comunas  deberá operar bajo las condiciones de remisión automática y quincenal de  los fondos que se distribuyen”.

        En la provincia de Santa Fe la característica fundamental del régimen de distribución de recursos a Municipios y Comunas es que no existe una masa única de distribución sino que cada tributo tiene su propia distribución.

Impuestos Nacionales

Distribución Primaria

        La recaudación que ingresa en concepto de Coparticipación Régimen Federal se distribuye según la Ley Nº 8437 de la siguiente forma:

        8%                                                    a Municipalidades de 1º y 2º categoría

        3% sobre el remanente(92%)          a Comunas

        3% sobre el remanente (89,245)     a Municipalidades de 1º

        86,5628%                                         a Rentas Generales de la Provincia

        A Municipalidades y Comunas se transfiere un total equivalente al 13,4372% de lo recaudado como impuestos nacionales que se obtiene:

 

Participación

Remanente

Coparticipación Definitiva

A MM de 1º y 2º

8%

100%

8%

A Comunas

3%

92%

2,76%

A MM de 1º

3%

89,24%

2,6772%

 

 

13,4372%

Distribución Secundaria

        Para la asignación a cada Municipalidad o Comuna se consideran distintos parámetros, de acuerdo a:

El 8% a Municipalidades:

        -  40% a la población correspondiente a cada Municipalidad según información suministrada por el IPEC (estos prorrateadores tienen la vigencia de 3 años con renovación a dicho término con nuevos datos).

        - 30% a los recursos percibidos por la Municipalidades cada año anterior, con exclusión de los provenientes del crédito y las participaciones provinciales.

        - 30% por partes iguales.

El 3% sobre el remanente que corresponde a las Comunas:

        - 80% de acuerdo a la población suministrada por el IPEC.

        - 20 % por partes iguales entre las Comunas.

        El 3% sobre el remanente correspondiente a Municipalidades de 1º Categoría: entre dichos municipios en proporción a los índices que les corresponde a cada uno en el primer punto.

        A partir del período 2005 por Ley Nº 12397, la participación a las Municipalidades y Comunas de la Provincia en el producido de la recaudación de los impuestos correspondientes al Régimen Federal de Coparticipación, se calculará conforme a la Ley Nº 7457, modificada por la Nº 8437 y en proporción a la relación resultante de la distribución prevista en la Ley Nº 11876 – Presupuesto General Ejercicio 2001.

 

Impuestos Provinciales

1) Impuesto a los Ingresos Brutos

Distribución Primaria

        Por Ley 12397 el PE participará a las Municipalidades y Comunas de la Provincia el 90% del producido de la recaudación del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, de conformidad a la Ley Nº 7457 modificada por la Nº 8437).

Distribución secundaria: es igual a la prevista para impuestos nacionales.

 

2) Impuesto Inmobiliario

Distribución Primaria

La ley Nº 10989 (concordante con la CP) establece que el producido de este impuesto se distribuirá:

        - 50% a Municipalidades y Comunas

        - 50% a Rentas Generales

Distribución Secundaria

        El 50% entre Municipalidades y Comunas se distribuye en forma diaria, directa y automática en función de los siguientes parámetros:

        - 80% en forma directamente proporcional a la emisión del Impuesto Inmobiliario todal de cada jurisdicción.

        - 20% en forma directamente proporcional a la población. Para considerar la población deberá tomarse datos oficiales publicados por el INDEC correspondiente al último censo de población y vivienda, no pudiendo usarse datos proyectados ni extrapolados.

 

3) Patente Automotor

Distribución Primaria

La ley Nº 10399 en su art. 1º establece:

        - 90% a Municipalidades y Comunas

        - 10% a Rentas Generales de la Provincia

Distribución Secundaria:

El 90 % correspondiente a Municipalidades y Comunas se distribuye:

        - 60% del total recaudado se acredita automáticamente al Municipio  o Comuna donde se encuentre registrado el vehículo.

        - 30% del total recaudado se acredita automáticamente por el Banco a una cuenta especial para ser distribuido conforme a los coeficientes resultantes de cnsiderarla emisión correspondiente a cada distrito.

Tipos

        Por el procedimiento que se aplica para la transferencia de los fondos, la Coparticipación de impuestos a Municipios y Comunas pude clasificarse en dos tipos: Automática y No Automática.

I. Coparticipación No Automática

        Recibe este nombre debido a que lo recaudado ingresa al Estado Provincial y posteriormente (por quincena) es transferido a los Municipios y Comunas.

        Esta categoría engloba a la participación de Impuestos Nacionales que recibe la provincia y al Impuesto Provincial a los Ingresos Brutos.

        La distribución de estos impuestos se basa en la categorización de los entes territoriales (Comunas, Municipios de 1ra. y Municipios de 2da.).

        Si consideramos como monto producido a la suma de lo recaudado por Ingresos Brutos y lo participado por la Nación por Impuestos Nacionales a la Provincia, se debe proceder para el calculo de la distribución de la siguiente forma:

        El 8% del total del monto producido le corresponde a todos los Municipios (de 1ª y de 2ª) y se distribuye entre estos así:

        - 30% en partes iguales

        - 40% en proporción a la población de cada ente.

        - 30% en proporción a los recursos propios percibidos por cada ente en el año anterior.

        El 3% calculado sobre el resto del total producido (descontado el 8% anterior) se distribuye entre todas las Comunas de la siguiente forma:

        - 20% en partes iguales

        - 80% en proporción a la población de cada ente.

        Otro 3% aplicado al resto del producido (descontado los items anteriores) se distribuye únicamente entre los Municipios de 1ª, de idéntica forma a la aplicada en el primer ítem.

II. Coparticipación Automática

        Recibe este nombre en virtud de que lo recaudado por el agente financiero de la Provincia (Nuevo Banco de Santa Fe) es distribuido y transferido por este agente a los entes correspondientes.

        Se incluyen en esta categoría el Impuesto Inmobiliario y la Patente Automotor (ambos provinciales).

Impuesto Inmobiliario

        De lo recaudado le corresponde el 50% a los Municipios y Comunas, y debe ser girado diariamente por el Banco de acuerdo a la siguiente distribución:

        - 20% en proporción a la población de cada ente.

        - 80% en proporción al monto total emitido por distrito.

Patente Automotor

Por cada patente que se paga, el Banco debe acreditar diariamente:

        - 10% al Estado Provincial

        - 60% al Municipio o Comuna donde se encuentra radicado el vehículo.

        - El 30% restante debe distribuirlo quincenalmente en proporción al monto total emitido por cada distrito.

        En el caso de patentes de ejercicios vencidos, el importe total se acreditará a la localidad donde se encuentre radicado el vehículo.

        Por otra parte, la Ley 11.105 faculta a los Municipios y Comunas a promover acciones administrativas y/o judiciales a los efectos de cobrar las patentes de ejercicios vencidos.

 

APÉNDICE C  

En el sitio web del Gobierno de la Provincia de Santa Fe se proporciona un análisis sobre la Coparticipación Impositiva a los Municipios y Comunas de la Provincia, que refleja su evolución en el período 1988-2004, con el siguiente detalle de estudios agregados:

1.       Coparticipación por departamento, en valores corrientes. Periodo 1988 a 2004.

2.       Coparticipación por departamento, en miles de pesos constantes de diciembre de 2004. Período 1988 a 2004.

3.       Gráfico de la coparticipación total, en millones de pesos constantes de diciembre de 2004. Período 1988 a 2004.

4.       Evolución de la coparticipación base 100 Año 1998.

5.       Participación de cada uno de los departamentos (agrupados por zona) respecto del total. Período 1988 a 2004.

6.       Gráfico de la coparticipación por zona , en millones de pesos constantes de diciembre de 2004. Período 1988 a 2004.

7.       Gráfico de la coparticipación por Municipios de 1ra., 2da. y Comunas, en millones de pesos constantes de diciembre de 2004. Período 1988 a 2004.

8.       Coparticipación por departamento del Impuesto Inmobiliario, en miles de pesos corrientes. Período 1994-2004. Mapa correspondiente.

9.       Coparticipación por departamento de Patente Automotor, en miles de pesos corrientes. Período 1994-2004. Mapa correspondiente.

10.   Coparticipación por departamento del Régimen Federal, en miles de pesos corrientes. Período 1994-2004. Mapa correspondiente.

11.   Coparticipación por departamento de Ingresos Brutos, en miles de pesos corrientes. Período 1994-2004. Mapa correspondiente.

12.   Coparticipación por departamento por impuesto, en miles de pesos corrientes. Año 2004.

13.   Participación relativa por departamento de los impuestos. Año 2004.

14.   Coparticipación anual por habitante por departamento, en pesos constantes. Año 2004. Mapas correspondientes.

15.   Esquema básico de la distribución de los recursos nacionales y provinciales a Municipios y Comunas.

        Elaborado por: Dirección Provincial de Ingresos Públicos y Política Fiscal - Dirección General de Programación y Estadística Hacienda.

        Fuente: Contaduría General de la Provincia - Administración Provincial de Impuestos.

        Publicado por: Sectorial de Informática del Ministerio de Hacienda y Finanzas.

        Fecha: 10 de junio de 2005.  

ANEXO I:  

Municipalidad de la Ciudad de Santa Fe de la Vera Cruz  -  Ejecuciones Presupuestarias

 

Concepto

2002

%

2003

%

2004

%

31/08/05

%

Proyección 2005

%

Total de Recursos Consolidado

79.038.860

100,00

98.701.476

 

100,00

112.694.728

100,00

96.074.916

100,00

144.112.374

 

100,00

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De Origen Municipal

35.831.163

45,33

42.732.181

 

43,29

49.151.958

43,62

43.061.801

44,82

64.592.702

 

44,82

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De Otros Orígenes

38.832.319

49,13

41.381.822

 

41,93

59.792.679

53,06

48.408.586

50,39

72.612.879

 

50,39

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  De Orígen Nacional

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Coparticipación de Impuestos Nacionales

14.590.979

18,46

13.138.454

 

13,31

19.837.371

17,60

18.874.656

19,65

28.311.984

 

19,65

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  De Orígen Provincial

24.241.340

30,67

28.243.368

 

28,61

39.955.308

35,45

29.533.929

30,74

44.300.894

 

30,74

Coparticipación Patente Única de Vehículos

6.670.274

 

8.053.371

 

 

12.251.775

 

9.892.553

 

14.838.830

 

 

Coparticipación Ingresos Brutos

6.212.139

 

7.991.021

 

 

12.781.250

 

9.406.082

 

14.109.123

 

 

Coparticipación Impuesto Inmobiliario

9.279.955

 

10.043.477

 

 

12.085.730

 

7.963.817

 

11.945.726

 

 

Coparticipación Lotería y Prode

366.419

 

472.929

 

 

634.801

 

471.234

 

706.851

 

 

Coparticipación E.P.E.

917.496

 

1.771.343

 

 

2.201.753

 

1.800.243

 

2.700.365

 

 

Devolución Excedente de Coparticipación

-29.482

 

-88.772

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otros

824.540

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  Transferencias Corrientes

1.387.583

1,76

3.947.428

(*)

4,00

849.700

0,75

1.223.018

1,27

1.834.527

(#)

1,27

Subsidios

1.053.067

 

3.947.428

 

 

849.700

 

1.223.018

 

1.834.527

 

 

Comedores

334.516

 

0

 

 

0

 

0

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  Transferencias de Capital

735.000

0,93

8.275.462

(*)

8,38

5.092.545

4,52

4.175.375

4,35

6.263.063

(#)

4,35

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

     (*)  Emergencia Hídrica correspondiente a la catástrofe producida por el desborde del Río Salado.

 

 

 

 

 

     (#)  Pendiente de ingreso fondos provenientes de convenios con la Nación y la Provincia.

 

 

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

        - Aquino, Miguel A. (...) “Desigualdad de la Coparticipación Federal de Impuestos. Desequilibrio Verticar y Horizontal”. Primera Parte. Investigación del Instituto de Estudios de las Finanzas Públicas Argentinas.

        - Asensio, Miguel A. (1990) “Coparticipación de Impuestos y Coordinación Fiscal Intergubernamental en la Argentina”. Informe Nº 4 Area Economía. CECYT – FACPCE.

        - Asensio, Miguel A. (2003) “Federalismo e Instituciones Fiscales”. Publicado en Revista de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública. Seminario XVII. Mar del Plata.

        - Asensio, Miguel A. (1999) “La Dimensión Económico-Institucional en el Rediseño del Federalismo Fiscal Argentino.” Revista de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional del Litoral. Santa Fe.

        - Asensio, Miguel A. (2000) “Federalismo Fiscal. Fundamentos, análisis comparado y el caso argentino” Universidad del Salvador. Editorial Ciudad Argentina. Buenos Aires.

        - Atchabahian, Adolfo (...) “Ley 25917: Regimen Federal de Responsabilidad Fiscal. Un modelo de eufemismos e incomprensibles redundancias legislativas.”

        - De Olazábal, Raúl Miguel (2004) “Control de la Coparticipación Federal de Impuestos. Comentarios Proyectos Acta Acuerdo y Ley de Responsabilidad Fiscal”. San Juan.

        - García Zúñiga, Hernán y Rocha, Sebastián (2005) “Federalismo Fiscal Argentino” Notas de Clase. Santa Fe.

        - Iturburu, Mónica (...) “Municipios Argentinos. Potestades y Restricciones Constitucionales para un Nuevo Modelo de Gestión Local. INAP.”

        - Iturburu, Mónica (2000) “Municipios Argentinos. Fortalezas y Debilidades de su Diseño Institucional”. Documento de Trabajo. INAP.

        - Juárez, Rodrigo Javier (...) “Poder Tributario de los Municipios”.

        - Porto, Alberto (2004) “Finanzas Públicas Locales en la Argentina” Documentos de Trabajo Nº 57. Departamento de Economía. Facultad de Ciencias Económicas. Universidad Nacional de La Plata.

        - Rossatti, Horacio (1997) “Tratado de Derecho Municipal” Rubinzal-Culzoni Editores. Santa Fe.

 

Sitios web consultados:

http://www.mecon.gov.ar/hacienda

Subsecretaría de Relaciones con las Provincias – Dirección Nacional de Coordinación Fiscal con las Provincias – Dirección Nacional de Programación Regional.

http://www.cfi.gov.ar

http://www.santafe.gov.ar

http://www.inap.gov.ar

 



[1] Las instituciones descentralizadas tienen un número de ventajas: son mucho más flexibles que las instituciones centralizadas; pueden responder con rapidez a las circunstancias cambiantes y a las necesidades de los consumidores, nadie sabe tanto como la gente que está en la calle, son más eficaces que las centralizadas, por estar cercanas a la mayoría de los problemas, conocen lo que realmente sucede; son más innovadoras y comprometidas.

[2]  Con relación a las cifras previstas se verifica el cumplimiento de lo exigido, por ejemplo en cuanto a las Transferencias al Sistema Educativo (Fondo de Asistencia Educativa) que debe estimarse de acuerdo a lo prescripto por el Art. 2º inc. a) del Decreto Provincial Nº 05085/68 que establece que este fondo se integrará en las Municipalidades con no menos del 50% de lo recaudado por imperio del Art. 13º de la Ley Nº 2756, debiendo destinar cada Municipalidad el 10% como mínimo de sus rentas anuales para este Fondo y para promoción de las actividades culturales en el radio de su Municipio.

Además se verifica el cumplimiento de lo exigido por Leyes y Ordenanzas especiales tales como:

        - Fondo de Obras Públicas - Ordenanza Nº 9380

        - Fondo Programa Permanente de Alumbrado Público - Ordenanza Nº 10097

        - Transferencias de acuerdo a los convenios suscriptos (Fondo de Emergencia Social, PROSONU)

        - SAFETUR - Ordenanza Nº 10350

        - INSTITUTO MUNICIPAL DE LA VIVIENDA – Ordenanza Nº 10.382

        - ORGANISMO DE SEGURIDAD SOCIAL – Ordenanza Nº 6166 para su Presupuesto de funcionamiento

        - Crédito Global de Emergencia - Ordenanza Nº 7363 Art. 5º

        - Fondo de Reserva Ordenanza Nº 7363 Art. 18º ccdte. con art. 46º inc. 5) de la Ley Orgánica de Municipalidades

        Se corrobora la correlatividad que debe existir entre las estimaciones de los Recursos destinados a financiar los gastos, por un monto íntegro sin compensación alguna, conforme lo exige el Art. 2do. de la Ord. Nº 7.363.

        Se informa, en general, que habiéndose realizado una actualización, ordenamiento y sistematización de todo el Cuerpo Normativo que regula el Sistema de Presupuesto del Municipio a partir de la sanción de la Ordenanza de Administración Financiera (Ordenanza Nº 10610) y con el dictado del Decreto D.M.M. Nº 0536/00 y modificatorios, que aprueba el Clasificador Presupuestario a partir del 01/01/01 en el Sector Público Municipal, que el proyecto de presupuesto se confeccione tomando los criterios que surgen del mismo.

[3]  Concomitantemente se realizó una Auditoría referida al análisis del control interno existente en el sistema de recaudación, percepción y registro de los ingresos municipales por todos los conceptos en el ámbito de las Direcciones de Rentas, Finanzas y Cómputos.

[4]  En 1996 se realizó una auditoría relacionada con el control sobre los recursos en concepto de Tasa General de Inmuebles en sus distintas etapas: fijación, recaudación o exacción e ingreso al Tesoro (Direcciones de Rentas, Cómputos, Catastro y Edificaciones Privadas).

        Posteriormente se efectuó una referida al recurso Derecho de Registro e Inspección, en el ámbito del Dpto. Tributos sobre la Actividad Económica, Dpto. de Verificaciones Externas de la Dirección de Rentas así como en la Dirección de Cómputos.

        Otras se vinculan con recursos provenientes por explotación de Concesiones otorgadas por la Municipalidad. Las concesiones más importantes (p.e. Sistema Estacionamiento Santafesino - SES) fueron auditadas e informadas en forma separada, verificándose diferentes aspectos a cumplir por los concesionarios, el ingreso del canon  y  además, análisis del control interno del municipio. 

        También se auditaron los recursos por diversos conceptos que se consideran como Rentas Varias.

        En el período 2003 se realizó una Auditoría relacionada con los recursos en concepto de Apremios Fiscales: la verificación de los registros de deudas en gestión judicial, análisis de los títulos ejecutivos, seguimiento de los mismos, etc.

[5]  En la normativa anterior el reparto resultaba de la combinación de tres criterios claramente definidos: población, brecha de desarrollo y dispersión de la población.

[6]  Ley 25152 de setiembre/1999. Establece las medidas a las cuales se deberán ajustar los poderes del Estado Nacional para la administración de los recursos públicos y para la formulación del Presupuesto General de la Administración Nacional. Eficiencia y calidad de la gestión pública, programa de evaluación de calidad del Gasto; presupuesto plurianual; información pública y de libre acceso. Crea el Fondo Anticíclico Fiscal.

        Ley 25917de agosto/2004. Crea el Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal con el objeto de establecer reglas generales de comportamiento fiscal y dotar de una mayor transparencia a la gestión pública.

[7]  Hay autores que hablan igualmente de autarquía, otros de autonomía plena o semiplena. Rosatti (1997) habla de grados de autonomía con dos elementos, uno de carácter objetivo de acuerdo a los cinco contenidos mencionados, otro de carácter subjetivo, que consiste en tener en cuenta la vocación autonomista de cada municipio, su tendencia a buscar autonomía plena.

[8]   Esto ha generado una múltiple litigiosidad e inseguridad jurídica, circunscribiéndose el debate en si los municipios tienen poder fiscal originario preexistente o bien poseen poder fiscal derivado más amplio o más restringido, aspectos vinculados con la autonomía o autarquía administrativa que se les reconozca.

[9]   Los muncipios están normados por Ley Nº 2756 Orgánica de Municipalidades y las comunas por Ley Nº 2439 Orgánica de Comunas. La Ley Nº 2756 incluye una clasificación de Municipios (de primera: mas de 200.000 habitantes, y segunda categoría: mas de 10.000 y menos de 200.000 habitantes) que excede lo establecido en el art. 106 CP. (Iturburu, 1999).

        - En la Provincia existen 48 Municipalidades y 315 Comunas, totalizando 363 entes locales. 

        - De los 48 Municipios solo 2 superan los 200.000 habitantes:  la Ciudad de Santa Fe de la Vera Cruz, con 369.587 habitantes y la Ciudad de Rosario, con 907.884 habitantes (INDEC, s/datos preliminares del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas de 2001).

        - Según clasificación del I.F.A.M. (Municipios grandes, medianos y chicos) y los datos poblacionales, la provincia de Santa Fe cuenta con:

        - 2 Municipios grandes, de mas de 200.000 habitantes,

        - 41 Municipios medianos, con una población superior a los 10.000 e inferior a los 200.000 habitantes, y

        - 320 Municipios chicos, con una población inferior a 10.000 habitantes.

[10] Al respecto establece, “...pueden crear, recaudar y disponer libremente de recursos propios provenientes de las tasas y demás contribuciones que establezcan en su jurisdicción. Tienen asimismo, participación en gravámenes directos o indirectos que recaude la Provincia, con un mínimo de cincuenta por ciento del producido del impuesto inmobiliario, de acuerdo con un régimen especial que asegure entre todos ellos una distribución proporcional, simultánea e inmediata.”

[11] http://www.santafe.gov.ar/hacienda/sechac/

[12]   Organismo que agrupa a Intendentes y Jefes Comunales.

[13]  La idea es la realización de proyectos que puedan significar economías de escala a través del agrupamiento de dos o más municipios.

[14]  Basada en el Ensayo “Federalismo Fiscal en la Provincia de Santa Fe” realizado en el marco del Curso de Especialización en Federalismo Fiscal Argentino organizado por la Dirección de Recursos Humanos de la Provincia de Santa Fe por la Mgter. Alfreda Salusso, la CPN María Angélica Chius y otros, 2005.

[15]  Adolfo Atchabahian considera que el logro de los objetivos perseguidos por ese cuerpo legal debió haber sido buscado por otras vías, reconociendo que en la historia propia de la temática que pretende considerar ahora la ley 25917 constituyó un hito significativo la ley 25152 de agosto/1999 (denominada de solvencia fiscal, de disciplina fiscal, de responsabilidad fiscal o de transparencia, pero de ninguna manera de convertibilidad fiscal por algún tipo de analogía con la convertibilidad del austral, con la que nada tiene de común) siendo esta si una respuesta oportuna a fin de obligar a los poderes del Estado Nacional a que ajustasen a sus normas la administración de los recursos públicos, invitando a los gobiernos provinciales al dictado de normas concordantes, pero no inmiscuyéndose con carácter imperativo en el derecho presupuestario de las jurisdicciones locales.

 

Municipalidad de Santa Fe

Gobierno de Santa Fe

Secretariado Permanente

Ente Autarquico Mpal. de Turismo

Tribunal de Cuentas de la Municipalidad de Santa Fe de la Vera Cruz

Belgrano 2910 2º Piso Ala Sur - S3000GCH Santa Fe Capital

Tel./Fax: 0342 - 4574108 / 109 / 129

E-Mail: info@tcmsantafe.gov.ar

© 2005 Todos los Derechos Reservados